Última Hora

El alcalde de San José, Johnny Araya, anunció, este lunes, su renuncia inmediata a la presidencia de la Unión Nacional de Gobiernos Locales (UNGL).

Araya, uno de seis alcaldes imputados en el escándalo “Diamante”, le envió una carta al Consejo Directivo de la UNGL asegurando que se separa del cargo, pues “la buena marcha de la UNGL debe ser prioridad en estos momentos complicados”.

La organización, que integra a la mayoría de las municipalidades del país, adelantó que en su lugar asumirá como presidenta interina Lissette Fernández, alcaldesa de Jiménez y quien fue electa vicepresidenta de la Unión en 2020.

“En próximos días se reunirá el Consejo Directo para conocer la nota y tomar una postura acorde a la sensatez que requiere el caso y la evolución de los distintos acontecimientos”, dijo la entidad.

Junto a Araya son investigados en el caso Diamante los alcaldes Humberto Soto (Alajuela), Arnoldo Barahona (Escazú), Alberto Cole (Osa), Mario Redondo (Cartago) y Alfredo Córdoba (San Carlos).

Contra todos el Juzgado Penal de Hacienda ordenó el viernes la inhabilitación en el cargo por seis meses, una medida que ya habría sido apelada por la defensa de los jerarcas.

Spotify TeleticaRadio