Última Hora

Johnny Araya rechazó los cargos en el juicio que enfrenta por presunto tráfico de influencias. 

Según el alcalde, él solicitó a la Fiscalía una certificación de que no figuraba en ninguna causa como imputado, tal y como lo haría cualquier ciudadano.

Fue el único de los tres imputados que aceptó declarar y que permitió que la prensa grabara su imagen y voz durante el juicio por presunto tráfico de influencias en modalidad agravada.

Desde este jueves el exmagistrado Celso Gamboa, la exfiscal Berenice Smith y el alcalde de San José enfrentan el juicio relacionado con esa causa, que fue suspendido hace un año.

La Fiscalía sostiene que Gamboa y Smith, cuando fueron fiscales, influyeron para que Araya fuera sacado de un expediente por presunta influencia contra la Hacienda Pública, cuya causa fue abierta en el 2012.

La investigación inició cuando el periódico La Nación consultó a la oficina de prensa de la Fiscalía si Araya tenía alguna causa abierta, pues preparaban un reportaje sobre aspirantes a alcaldes con investigaciones pendientes en el Ministerio Público, de cara a la elección del 2016.

El despacho de prensa confirmó que Araya figuraba como denunciado en una causa, lo que a criterio de los defensores de los imputados es una violación al secreto del expediente.

El juicio continuará este viernes con el testimonio de la periodista Mercedes Agüero, quien fue la que publicó el reportaje que dio origen a este caso.