La escasez de agua, producto de la falta de lluvias durante el 2019, ha provocado una disminución de las fuentes en casi todo el país, generando limitaciones del preciado líquido para muchos costarricenses. Por esta razón, el Instituto Costarricense de Acueductos y Alcantarillados (AyA) pide a la población hacer un uso responsable para enfrentar la emergencia del Covid-19.​

Este viernes, en conferencia de prensa el AyA, en conjunto con la Empresa de Servicios Públicos de Heredia (ESPH), la Municipalidad de Grecia y el presidente de la ASADA de San Rafael de Alajuela, Juan Luis Céspedes, hicieron un llamado vehemente a utilizar responsablemente el líquido para poder enfrentar la emergencia por déficit hídrico que sufre el país. De esa forma, toda la población podrá disponer de agua para ejecutar los protocolos de Salud ante la emergencia nacional que se vive.

Los responsables de estas cuatro entidades aseguran que trabajan a máxima capacidad para satisfacer la demanda de las comunidades.

“Hoy debemos tomar conciencia y utilizar el agua con mucha responsabilidad para que toda la ciudadanía pueda disponer del líquido y además puedan implementar las medidas de higiene ante el Covid-19”, destacó Yamileth Astorga, presidenta Ejecutiva del AyA.

AyA

El AyA distribuye agua con camiones cisterna en los barrios más afectados, se han instalado tanques de almacenamiento en 14 puntos de Alajuelita y Hatillos. Además, se hace entrega directa de agua en recipientes a más de 100 familias con mayor vulnerabilidad. También, se están sustituyendo tuberías de bajo diámetro para mejorar el servicio.

ESPH

La ESPH mantiene funcionando a máxima capacidad sus 26 pozos para atender la creciente demanda por época seca. La empresa recalcó la necesidad de apoyo de parte de la población.

Además, indicó que durante la Semana Santa se podrían sentir disminuciones de presión del agua si la ciudadanía no acata el uso responsable del líquido.

Municipalidad de Grecia

El Municipio reportó afectaciones en ASADAS del cantón como la de Puente de Piedra, donde la capacidad de llenado de sus tanques se ha disminuido por la disminución de las fuentes.

Pronto pondrán en funcionamiento dos plantas generadoras en sus principales fuentes para evitar cortes por fallos en la red de electricidad. Además, a mediano plazo se construirán dos tanques de almacenamiento de agua de 1500 metros cúbicos.

ASADA de San Rafael

La ASADA pondrá en operación, próximamente, un tanque de almacenamiento de 500 metros cúbicos para reforzar el abastecimiento.

Además, señaló que ha registrado la disminución de uno de sus pozos profundos en hasta cuatro metros en el transcurso de los últimos 15 años por efectos del cambio climático.