Última Hora

El jefe de trauma del Hospital Nacional de Niños afirmó sentir asco tras conocer el lado más brutal, sucio y depravado de un ser humano.

Esto refiriéndose a los padres de la bebé de año y dos meses que falleció tras recibir varias golpizas.

"Me da asco, el más profundo vómito, lo hediondo y negro de conocer el lado más brutal, sucio y depravado del ser humano.

Me da asco de quienes te hicieron tanto daño, y pido, ruego y suplico porque tu dolor no quede impune, pido por tu venganza, pues si bien esta no da paz marca el principio del final de tu justicia”, expresó de esta forma el médico.

El doctor Marco Vargas mostró su dolor y devastación tras la muerte de la menor de año y 2 meses quien fue agredida de una forma brutal por quienes decían llamarse sus padres.

La infante, quien era vecina de Turrialba, ingresó al centro hospitalario con golpes que fueron ocasionados por agresiones y no por una caída, como quisieron hacer creer a los médicos.

El médico que atiende a diario decenas de niños en el hospital reiteró su consternación por no haber podido evitar la muerte de la niña, niña que en su texto llamó M.

“Pero, ¿qué hizo esta pequeña? No sé. ¿qué hiciste M, cuál fue tu culpa para que siendo una pequeña recibieras tanto, tantísimo dolor?

¿Qué hiciste para morir sola, en medio de la multitud de una sala de cuidados intensivos?, ¿quién te dio la mano en el extremo momento? En el que el último vestigio de tu alma, abandonaba tu cuerpo, el cual ya estaba tan roto que no podía albergar a un alma feliz.

¿Quién se robó tu felicidad, quién te arrancó a golpes las sonrisas? ¿quién cambio los colores navideños por el negro de tu muerte?

No estuve a tu lado, y sé que las enfermeras cuidaron tu último paso, pero quizá tus manitas buscaron el amor de entraña al sentir la muerte llegar, se abrieron con la esperanza de una mano de amor familiar y se cerraron en soledad”.

El médico finalizó su texto pidiéndole perdón a la menor que no pudo luchar más y que falleció este martes.

“No puedo pedir perdón por este mundo o sociedad que una vez más le falló a un niño, porque una vez más llegamos tarde, una sociedad en donde abunda la indiferencia y los que están sufriendo son los niños.

Perdón M”, concluyó Vargas.

Los padres de la niña que falleció son vecinos de Turrialba. Ambos fueron detenidos y descuentan prisión preventiva por 6 meses.