Última Hora

La Junta Administradora Portuaria y de Desarrollo Económico de la Vertiente Atlántica (Japdeva) no tiene dinero ni para pagar sus salarios y anuncia un proceso de reestructuración que incluirá el despido de un número aún no definido de empleados.

Así lo reconoció este lunes la presidenta de la Junta Andrea Centeno ante los diputados de la Comisión de Limón de la Asamblea Legislativa.

Consultada por el diputado Eduardo Cruickshank, Centeno aceptó que tramitan un préstamo con la Refinadora Costarricense de Petróleo (Recope) para honrar el pago de salarios y un presupuesto extraordinario ante la Asamblea para el proceso de liquidación.

“La situación financiera de Japdeva es crítica y lo ha sido estructuralmente siempre, siempre fue una institución frágil. Hice un análisis desde 2013 a la fecha y con excepción de 2014 siempre ha habido déficit”, aseguró la jerarca.

Centeno explicó que el préstamo con Recope es un recurso que ya se ha utilizado en dos oportunidades anteriormente.

“Se están haciendo esos esfuerzos por pagar planillas, ha sido la prioridad, garantizar salarios a las familias limonenses, estamos tomando acciones pertinentes para recoger y destinar dineros a planillas. En mi análisis financiero la situación se está dando hoy, pero el problema no es de ahora”, añadió.

En el tema de liquidaciones, la jerarca aseguró que Japdeva no tiene en sus cuentas el dinero necesario para tramitar esas liquidaciones, por lo que deben recurrir a un prepuesto adicional.

“La organización no tiene los fondos para hacerlo por sí misma (las liquidaciones). El número final se debe verificar y no es una decisión fácil. Ojalá a mí no me hubiera correspondido estar aquí tomando esta decisión”, dijo Centeno, quien señaló que en el pasado hubo seis proyectos de reestructuración que han variado en cifras, pero no se llevaron a cabo.

La presidenta fue enfática, pese a esto, en que no se está pensando en el cierre técnico de la Junta.