Última Hora

IVA Manual de supervivencia

IVA aumentará precios de entradas a estadios, inscripciones y patrocinios

El IVA se ha convertido en un tema país y el negocio del deporte no escapa de ello, de ahí la preocupación de empresarios, organizadores de eventos y dirigentes

José Fernando Araya 27/6/2019 03:25

Acudir al estadio a apoyar a su equipo de preferencia para cantar sus goles será más caro a partir del próximo 1° de julio.

No solo eso, si usted es asiduo a realizar carreras de atletismo, triatlones o carreras de MTB, también deberá desembolsar más por su participación.

Además, los patrocinadores deberán pagar más para estar presentes en un evento o bien apoyar a algún atleta u equipo deportivo.

Esto es parte del impacto que tendrá la entrada en vigencia del Impuesto al Valor Agregado, mejor conocido como IVA en el negocio deportivo.  

El IVA se ha convertido en un tema país y el negocio del deporte no escapa de ello, de ahí la preocupación de empresarios, organizadores de eventos y dirigentes deportivos ante la vigencia de este tema.

Aún es muy prematuro saber cuánto pueda cambiar el negocio, pero desde ya se prevé el incremento en muchos servicios, pero acá los explicaremos por partes.

Uno de los cambios más importantes será que los boletos a estadios y otras actividades deportivas no estaban gravadas, por lo que a partir del lunes usted deberá pagar el 13% más por cada boleto.

“Hay que hacer un análisis financiero para ver si las entradas van a subir, lo que sí es cierto es que el tiquete de entrada se le añade un 13%”, mencionó Marcelo Guevara, gerente de impuestos y legal de la empresa Deloitte.

Misma opinión tiene Pablo González, director de Impuestos de Sfera Legal, quien asegura que el impacto puede ser muy negativo y se verá reflejado en las graderías, sobre todo del fútbol nacional.

“Va a existir un incremento en temas que tengan que ver con el consumo del público. Por ejemplo, las entradas tendrán que pagar el 13% para cualquier evento deportivo, entonces, si ya se veía bajo público en los estadios, ahora más todavía”, mencionó González.

Pero no solo eso incrementará, los organizadores de las carreras de atletismo, MTB o triatlón están obligados a pagar el 13% del IVA, esto terminará saliendo de un incremento en las inscripciones a estas actividades que pagará el consumidor final, es decir, el deportista.

Dicho aumento variará según el monto de inscripción de cada carrera, pero para una carrera de atletismo sencilla podría ser entre 1.000 a 3.000 colones, dependiendo de la distancia y la empresa.

“El impacto se puede predecir, puede haber disminución de participantes pues el deporte se verá como algo extra. Mucho depende de la manera como lo vamos a cobrar. Ahora lo que más estamos trabajando es en que cada persona tenga un comprobante de pago para tener un buen orden”, explicó Isaac López, director de Global Sport Group, quienes organizan eventos de la talla de Flamingo Beach Maratón y la clásica San Silvestre.

A nivel de organización de eventos, el principal gravamen vendrá en el hecho de alquiler del reducto o servicios como empresas de limpieza, seguridad privada y servicios médicos tipo ambulancia privada, etc; pues también se elevarán al pagar este impuesto.

Dirigentes preocupados.

No cabe duda que el incremento en el precio de los boletos y servicios públicos como las tarifas de agua y luz, significa un mayor gasto para los organizadores de eventos, incluido el fútbol de la Primera División.

Y es que el mayor temor para los dirigentes del fútbol y allegados es que exista un mayor resfrío entre aficionado y club.

“Esto implica que ahora todas las entradas que se venden están sujetas al IVA y el que va al estadio deberá pagar ese monto al igual que si alguien va al médico y tiene que pagarlo.

“Hay toda una evaluación interna de costos que recurrimos, contratos de seguridad, limpieza de estadios, etc, todos esos servicios los vamos a pagar con un 13% en exceso y lo vamos a poder amortiguar con lo que logremos recabar con venta de boletos y patrocinios”, mencionó Juan Carlos Rojas, presidente del Saprissa.

Rojas explicó que ahora el principal reto es dar un valor agregado como espectáculo deportivo para atraer más público y así más clientes que se publiciten en el estadio como anunciantes.

“Es una problemática que están atravesando todas las empresas de servicios del país, porque nosotros no podemos hacer un descuento en el precio de las entradas, pues eso significaría una caída en los ingresos e impuestos en ese rubro”, añadió Rojas.

Los equipos y organizadores están obligados a pagar una serie de rubros fijos y otros variables para la realización de un partido de fútbol, baloncesto u otro deporte.

Empresas de seguridad privada, limpieza y hasta locutores y animadores serán parte de los cargos fijos que cobrarán un 13% de IVA, así como las mismas transmisiones deportivas.

Pero también hay una serie de cargos variables, como la luz y el agua que en estos casos superan el tope de gasto impuesto por las respectivas empresas de servicios públicos. Al superar por ejemplo los 280 Kilowatts de uso de electricidad (lo básico para una casa de habitación) inmediatamente se tendrá que cobrar el 13% de más.

De ahí, que el alquiler de recintos deportivos tenga un incremento mucho mayor al que actualmente se paga, así lo dejó entrever Ricardo Chacón, administrador del Estadio Nacional. 

“Hicimos un ejercicio viendo lo que fue el 2018 y sí hay un incremento importante por el uso del espacio. Será poner un poco de atención y tratar de que al final la afectación sea la menor posible, pues al incrementarse el costo de los boletos, lógicamente habrá alguna afectación para que la gente acuda al estadio”, afirmó Chacón.

De momento, el administrador asegura que no hay disminución alguna en el interés por alquilar el reducto pese a que a partir de julio será mucho más caro.

“No he sentido afectación y por lo menos solo en esta semana he conversado con tres productoras para realizar tres mega eventos y es esto es muy importante”, añadió.

Cabe afirmar que los eventos oficiales que realicen las federaciones y asociaciones inscritas al Icoder o el Comité Olímpico Nacional, están exentos al IVA.

Pese a que aún es muy prematuro conocer el impacto real del Impuesto al Valor Agregado en el negocio deportivo, desde ya la realidad es que su bolsillo será impactado y usted deberá desembolsar un poco más si quiere disfrutar del deporte.