Última Hora

Una vecina de La Carpio, llamada Ennith Carranza, aseguró que las personas intoxicadas por metanol sabían lo que bebían y no les importaba. 

"Desde hace muchos años los conozco a ellos, son muchachos que amanecen y anochecen ahí sentados tomando licor, licor de ese clandestino, barato. Desde hace mucho tiempo ellos saben que ese licor está envenenado con metanol, sin embargo, aún así lo siguen tomando", comentó.

Otro vecino de la zona, quien no quiso mostrar su identidad, señaló que a estas personas les ofrecieron el licor en una "promoción". 

"Michael les vendió un guaro clandestino, les dio un trago en promoción para que lo probaran y resultaron los muertos que hay. Aproximadamente unas ocho a 10 personas tomaron", dijo.

La cifra de muertos por metanol, hasta el momento, es de siete personas. Tres de ellas fallecieron en el Hospital México y cuatro en su casa de habitación.