Última Hora

El proyecto nacional ‘Agricultura familiar indígena resiliente a los efectos del cambio climático’, ganó el Premio Innovagro 2019, así lo dio a conocer Fundecooperación para el Desarrollo Sostenible, en alianza con el Instituto de Desarrollo Rural (Inder).

Esta iniciativa busca que se resalte el valor del conocimiento ancestral que tienen las poblaciones indígenas, en este caso los Bribrís y Cabécares, para combatir el cambio climático.

Para poner en práctica este proyecto, se desarrollaron 17 prácticas para la adaptación -dentro de las cuales se contemplan las tradicionales y no tradicionales- entre las que destacan la conservación de la finca integral, la evaluación de las fincas ante los riesgos y amenazas del cambio climático, la reducción de emanación de gases de efecto invernadero, registros de los cambios en el clima y proyección y conservación de fuentes de agua.

Sin embargo, Marianella Feoli, Directora Ejecutiva de Fundecooperación, explicó que el proceso no fue sencillo, ya que debieron de enfrentar un periodo de aprendizaje y sensibilización acerca del cambio climático al cuál los indígenas no estaban acostumbrados.

“Esto implicó un fuerte proceso de aprendizaje y sensibilización, por un lado a la población indígena acerca de los efectos del cambio climático para que conocieran los riesgos que significaba utilizar algunas prácticas, y por otro lado, con el apoyo de mediadores culturales, fue un proceso de aprendizaje de nuestra parte y de todos los que participaron en el proyecto para conocer y entender mejor las prácticas ancestrales”, mencionó Feoli.

El proyecto inició en el 2015 y se ha logrado llevar a cabo gracias al apoyo y la participación de distintas entidades como las asociaciones de Desarrollo Indígena Cabécar y Bribrí, ambos realizaron un proceso de selección de los beneficiarios, así como el seguimiento a la ejecución y asegurar el cumplimiento de los compromisos de las familias participantes.

Ante esta situación, Harys Regidor, Presidente Ejecutivo del Inder, destacó que esta institución lo que busca es que respetar, desarrollar y resaltar las características propias de las regiones rurales, objetivo que lograron en este caso.

“Parte fundamental del trabajo del Inder es propiciar iniciativas que generen desarrollo rural y que al mismo tiempo respeten las características propias, identidad y valores de los habitantes, como sucedió en caso en el Territorio Talamanca-Valle La Estrella, donde se desarrolló este proyecto y para el cual nuestros funcionarios dedicaron muchas horas de arduo trabajo, junto a otras instituciones y organismos, que hoy se ven recompensados con esta distinción internacional”, destacó Regidor.

En cuanto a los resultados de esta iniciativa se pueden destacar los siguientes:

  • Creación de un Manual de Prácticas Ancestrales Bribrí y Cabécar y planes de finca.
  • 528 familias mantienen el uso de las fincas integrales.
  • 1.006 familias capacitadas sobre los efectos del cambio climático en sus fincas productivas.
  • Realización de campaña de sensibilización sobre los efectos del cambio climático en sus fincas productivas para el fortalecer capacidades técnicas de las familias.
  • Al menos 10 buenas prácticas productivas establecidas para reducir los impactos del cambio climático en las familias indígenas Cabécar y Bribrí.
  • Sistematización de la experiencia de las familias que implementaron los sistemas integrales productivos.
  • Diversificación de la producción de las primeras 176 familias y de las 352 familias que han replicado el proceso.

El reconocimiento fue entregado en el IX Encuentro Innovagro 2019: Ruta de Innovación. Seminario Internacional sobre Bioeconomía circular y Ecosistemas de Innovación y Asamblea de Innovagro, celebrado en España entre el 11 y 14 de junio del este año.