Última Hora

La iniciativa de la Cooperación Alemana para el Desarrollo, GIZ, llamada "Coralmanía 2021", logró sembrar 1.080 corales en un día en la zona de Bahía Culebra, Guanacaste. 

La especie seleccionada para el trasplante fue Pocillopora spp.

Coralmanía es el trasplante masivo de corales más grande de la región, se trabajó en conjunto con Honduras y República Dominicana, lugares donde también se sembraron cientos de corales. Este evento se realiza desde el 27 de noviembre y hasta el 10 de diciembre.

Para entender el impacto de este proyecto es importante primero saber qué son los corales y los beneficios que otorgan.

Fotografía: Diego Miranda

"Los corales son animales muy sencillos, que no tienen órganos como nosotros. Tienen dos capitas de tegidos que van a depositar un esqueleto de bicarbonato de calcio a través de los años y van formando una colonia y esas colonias se unen con otras y crean arrecifes", explicó Juan José Alvarado, profesor e investigador de la Universidad de Costa Rica (UCR).

Lamentablemente, en los últimos años han muerto muchos corales producto del blanqueamiento (proceso en que el organismo pierde su color producto del aumento en la temperatura del agua). Ahora solo un 1% del océano tienen corales. 

"Los arrecifes coralinos son vitales para la vida humana y la biodiversidad de todo el planeta. El grave deterioro que han sufrido en las últimas décadas pone en juego los servicios económicos y ambientales que nos brindan", agregó Alvarado.

Fotografía: Diego Miranda

Entre los muchos beneficios que nos dan está el turismo por sus abundantes arrecifes llenos de fauna (snorkeling, buceo, pesca deportiva), evitan la erosión costera, son fuente de alimento (peces y demás especies que viven en ellos), fuente de productos farmacéuticos, captan dióxido de carbono, entre otros.

"Con la restauración coralina tratamos de adaptar y mitigar los impactos del cambio global y ayudar a los arrecifes a sobrevivir y a que podamos disfrutarlos por más generaciones", agregó el profesor e investigador de la Universidad de Costa Rica (UCR).

Fotografía: Diego Miranda

Culebra Reef Gardens, el Centro de Investigación en Ciencias del Mar y Limnología (CIMAR) de la Universidad de Costa Rica, Península Papagayo, el Sistema Nacional de Áreas de Conservación y Raising Coral Costa Rica fueron los encargados de implementar el trasplante con el apoyo de más de 70 buzos profesionales voluntarios.

Mauricio Solano, representante de GIZ, comentó que este proyecto "significa lograr más alcance de las iniciativas, resultados, cosas tangibles que están pasando en el campo y que pueden crecer y extenderse, es como plantar un semillita". 

Fotografía: Diego Miranda

"Con esta iniciativa regional, Centroamérica y República Dominicana buscan dar su grano de arena a la recuperación global de los arrecifes coralinos y arrancar con fuerza la Década de los Océanos y la restauración ecológica de las Naciones Unidas”, añadió Alvarado.

Esta gran actividad regional responde a diversos Objetivos de Desarrollo fijados por la ONU para 2030: el ODS 13 Acción por el Clima; el ODS 14 Vida Submarina y el ODS 17 Alianzas para los Objetivos; y además, coincide con la “Década de los Océanos” o el Decenio de las Naciones Unidas de las Ciencias Oceánicas para el Desarrollo Sostenible (2021-2030), que procura cambiar la relación de la humanidad con el océano, así como proteger y restaurar los ecosistemas y la biodiversidad. 


Fotografía: Diego Miranda

También converge con el inicio del Decenio de las Naciones Unidas sobre la Restauración de los Ecosistemas 2021-2030, cuyo objetivo es prevenir, detener y revertir la degradación de los ecosistemas en todos los continentes y océanos.

Spotify TeleticaRadio