Última Hora

El nuevo Sistema Nacional de Pago Electrónico en el Transporte Público (SINPE-TP) se empezó a probar, este jueves, en los trenes.

El SINPE-TP se basa en el uso de tecnología de última generación con el objetivo de lograr un sistema de pago electrónico único en todo el transporte público y con integración tarifaria. 

Otros beneficios apuntan hacia un sistema digitalizado y saludable en virtud de la ausencia del contacto físico.

El Instituto Costarricense de Ferrocarriles (Incofer) espera implementar el sistema en julio y luego, paulatinamente, será el turno del servicio de autobuses.

Este jueves, el presidente de la República, Carlos Alvarado, realizó la demostración de un pago electrónico, utilizando un validador diseñado para recibir transacciones de tarjetas bancarias de débito, crédito o prepago. 

Durante la primera etapa, los equipos de lectura o validadores de los medios de pago se probarán con personal interno. Para el inicio de las pruebas, en Incofer capacitaron a los cobradores de los trenes para que puedan interactuar exitosamente con el sistema.

Los dispositivos validadores funcionarán de forma muy similar a un datáfono en el comercio: el usuario acercará su tarjeta al dispositivo de pago y realizará la transacción.

Sin embargo, para el cobrador el dispositivo ofrece una funcionalidad mucho más amplia que la de un datáfono, pues le permite seleccionar la ruta que está atendiendo, el recorrido que espera realizar el pasajero, el origen y destino del viaje, para que así el sistema determine de manera automática la tarifa que debe cancelar el pasajero.

Los validadores están basados en sistemas informáticos muy seguros, que no permiten ser alterados o modificados.


El sistema será uno de los requisitos para todos los nuevos contratos de concesión, enfatizaron autoridades.

“El proceso que iniciamos hoy es parte de la modernización del transporte público que desde el MOPT –CTP y el Gobierno de la República impulsamos. Esto permitirá al sistema de transporte público a través de la plataforma SINPE-TP, buscar la integración intermodal entre autobuses y el tren interurbano, aplicar tarifas para los usuarios acordes a los sistemas operativos, recaudar y manejar la información para la planificación del transporte y evitar el manejo del efectivo en las unidades lo que facilita el pago para los usuarios, además de proveer condiciones sanitarias más seguras”, explicó el ministro de Transportes, Rodolfo Méndez Mata. 

Entre los múltiples beneficios que el pago electrónico traerá a los usuarios de los trenes está el poder cancelar los pasajes de una forma ágil, segura y eficiente, evitar los riesgos asociados al uso de dinero en efectivo y contar con mejores condiciones de seguridad y salubridad.