Última Hora

El Instituto Nacional de las Mujeres (INAMU) cuestionó el trabajo desarrollado por las autoridades correspondientes tras la desaparición de Luany Salazar, quien fue encontrada este lunes por la noche enterrada en el patio de una vivienda, muy cerca de donde vivía con su mamá.

Luany había desaparecido desde el pasado martes 9 de junio en horas de la noche.

La institución que protege y salvaguarda la vida de las mujeres expresó su máxima preocupación por el manejo de este caso y exige que se esclarezca si se actuó o no con la debida diligencia.

“Las vidas de las mujeres importan y el Estado tiene el deber de protegerlas. Hoy lastimosamente se confirma que el Estado no cumplió dicho deber y que nos falta una más”, señaló el INAMU.

Según los familiares de la víctima, desde el día uno que se presentó la denuncia por desaparición en el Organismo de Investigación Judicial (OIJ) y hasta el hallazgo del cuerpo enterrado, las autoridades no se comunicaron con ellos ni dieron señales de que investigaban el caso.

“Cada desaparición de una mujer debe ser atendida en lo inmediato. Desde el INAMU se han realizado esfuerzos sostenidos para instar a las comunidades, barrios y familias a mantenerse alertas y denunciar ante las autoridades policiales cualquier indicio de violencia contra las mujeres y las niñas. Pero ese esfuerzo de las personas de poco sirve si no recibe respuesta pronta y cumplida de parte de las autoridades competentes”, indica la institución.

El director del OIJ, Walter Espinoza, declaró este martes en conferencia de prensa que la investigación en torno a la desaparición de Salazar inició el pasado jueves, un día después de que fue puesta la denuncia.

Espinoza asegura que se hallaron varias pistas de la posible ubicación de la mujer y hasta confirmó que hubo comunicación con la madre de Luany y con su mejor amiga, todo como parte de la investigación.

Por su parte, el INAMU les exige a las autoridades que se esclarezca lo sucedido y se sienten las responsabilidades del caso para que estos hechos no se repitan.

“El INAMU demanda a las autoridades competentes en materia de investigación desarrollar de manera inmediata protocolos específicos para la investigación de casos de desaparición de mujeres de todas las edades, partiendo de que dichas desapariciones pueden configurar delitos graves como trata de personas o femicidios, como resulta en este caso”, agrega.

Oficiales de la Fuerza Pública detuvieron al principal sospechoso del asesinato de la joven de 23 años de edad, este martes a eso del medio día en San Pablo de Heredia y fue puesto a las órdenes del Ministerio Público.