Última Hora

El impuesto a las transacciones financieras tendrían una "consideración especial" en lo que respecta a las operaciones bursátiles, para no generar un "efecto cascada" que signifique un duro golpe a las inversiones y al ahorro. 

Así lo dijo el presidente del Banco Central, Rodrigo Cubero, horas después de que un exjerarca de la Superintendencia de Pensiones (SUPEN) señalara los efectos desastrosos que traería consigo ese impuesto a la hora de adquirir instrumentos, como por ejemplo certificados de depósito a plazo.

En un artículo de opinión en el diario La Nación y en una entrevista en 7 días Radio, el exsuperintendente Édgar Robles considero que si este impuesto a las transacciones financieras se aplica a este tipo de inversiones podría generar que las tasas de interés por dichos depósitos sean negativas, o sea que los inversionistas no ganen nada.

Así las cosas, esto podría provocar que la gente no quiere invertir o decida hacerlo en otros lugares, lo que traería consigo problemas en el tipo de cambio o inclusive aumentos en la tasa de interés.

Al respecto, el presidente del Banco Central aseguró que en un inicio se pensó darle un trato diferenciado a este tipo de operaciones, así las cosas, el impuesto se cobraría a un saldo de promedio mensual y no a cada operación diaria. (ver video adjunto)

Cubero reiteró que esa es la idea inicial, pero que la medida definitiva nacería de lo que finalmente quede plasmado en el proyecto de ley.

El señalamiento de Robles se suma a una serie de cuestionamientos que han generado un duro rechazo al proyecto presentado por el gobierno previo a una negociación con el Fondo Monetario Internacional.