Última Hora

El Instituto Costarricense de Electricidad (ICE) confirmó que tuvo que recurrir al vaciado de embalses de algunas de sus plantas hidroeléctricas producto de las fuertes lluvias que afectan particularmente al Caribe y la Zona Norte.

Esta medida es parte del protocolo preventivo de la institución para garantizar que las plantas se mantengan operando con normalidad.

Según explicó el ingeniero José Joaquín Granados, coordinador de Operación y Mantenimiento de la Región Huetar del ICE, para este viernes 23 de julio todos los proyectos operan con normalidad.

“Ya se activó el protocolo para manejo de embalses. Este protocolo garantiza que el agua que entra en los embalses sea la misma agua que sale por la obra de regulación. Esto nos permite garantizar la seguridad de las comunidades aguas abajo y también de las obras”

El ICE también confirmó que el vaciado de los embalses no altera las condiciones naturales de los ríos.

La institución además informó que mantiene protocolos preventivos para el control y monitoreo de todas las plantas de generación hidroeléctrica.