Última Hora

La Caja del Seguro Social (CCSS) reportó afectación en los servicios de salud debido a que 1.272 funcionarios se sumaron a la huelga de este lunes, a pesar de que son ilegales.

La administración se vio obligada a reorganizar el personal que permaneció en labores, en otros casos recurrió a la contratación privada para los servicios de alimentación y lavandería.

En la clínica oftalmológica debieron suspender consultas programadas y en el Hospital México hubo problemas en laboratorio y nutrición.

La institución presentó al Juzgado de Trabajo la solicitud de declaratoria de ilegalidad de la huelga.