Última Hora

Asociaciones que luchan por pacientes piden mejorar el diagnóstico y tratamientos.

Zahiry González es una niña que por segunda vez enfrenta el cáncer, pero lo hace positiva y confiada de salir adelante.

Al igual que ella, cada año se diagnostican en el país 150 nuevos casos de cáncer infantil. Al menos 60 de esos pacientes corresponden a leucemias.

Aunque se trabaja para hacer una detección oportuna todavía falta trabajo.

En el caso específico de leucemias también hay un clamor de padres y asaciones que luchan por pacientes.

Ellos aseguran que es necesario aumentar la cantidad de trasplantes de médula ósea que hace el hospital de Niños.

Este trasplante es una forma de tratamiento que permite eliminar células malignas.

Algunas señales de alerta que puede presentar un niño es fiebre recurrente que no se quita con medicamentos tradicionales, palidez, pérdida de peso o pelotitas en el cuerpo que no se quitan.