Última Hora

Tres "grandes quemados" entraron al Hospital Nacional de Niños desde el fin de semana anterior. 

"Para una semana es mucho", aseguró la doctora Cinthya Mora, jefa de Cirugía Reconstructiva del centro médico.

La principal preocupación tiene que ver con la extensión de las quemaduras. Se les llama "grandes quemados" a los menores de un año que tienen más de un 10% de la superficie corporal afectada, y más de un 15% en niños más grandes.

Los tres pacientes que ingresaron en la última semana continúan hospitalizados, dos en la Unidad de Niños con Quemaduras y uno en la Unidad de Cuidados Intensivos, este último tiene un año y también fue diagnosticado con COVID-19.

"Dos casos fueron por líquidos calientes y uno por fuego", confirmó la doctora Mora a Teletica.com. 

De hecho, esa es la tendencia: la mayoría de emergencias ocurren dentro del hogar, en la cocina y con líquidos calientes. Los más afectados son los menores de cinco años. Por su parte, pacientes mayores también sufren lesiones por contacto directo con fuego. 

"Siempre hay un aumento de estas lesiones cuando los niños se encuentran en el hogar, es lo que estamos evidenciando", dijo Mora. 

"Tenemos 20 casos más, a esta fecha, de lo que teníamos un año atrás. Lo que más nos preocupa es que tenemos niños quemados muy pequeñitos y muy graves", agregó la doctora Olga Arguedas, directora del Hospital de Niños.

Por esa razón, las autoridades hacen un llamado de atención a los padres de familia. La principal recomendación es no perder a los niños de vista, siempre deben estar bajo supervisión; también piden evitar el ingreso de los más pequeños a la cocina, no dejar ollas al alcance de los niños, tampoco fósforos o encendedores, evitar el uso de pólvora y cuidar los fogones u otros lugares que representen peligro.