Última Hora

La violencia contra los niños no solo es física, también sufren por agresiones psicológicas y la pobreza, según expertos en la materia.

De acuerdo con el hospital Nacional de Niños, cada día en promedio en ese centro médico reciben a cinco menores que son víctimas de la violencia en sus diferentes manifestaciones.

En el Patronato Nacional de la Infancia (PANI) reciben al año más de 5.000 llamadas para solicitar la orientación de psicólogos, quienes atienden mediante la línea 1-1-4-7.

Ese centro de llamadas funciona de lunes a viernes de 8 de la mañana a 5 de la tarde y sirve para brindar asesoría en casos de agresión, abusos y otras situaciones en que el adulto, e incluso el propio menor, no sabe qué hacer.

El nivel de vulnerabilidad de los pequeños hace que el problema de la violencia se deba abordar desde la casa, en la calle y en los centros educativos.

En Costa Rica la población menor de edad es de un millón 300 mil personas, según cifras del PANI.