Última Hora

Este miércoles en horas de la mañana, el Hospital San Vicente de Paúl llegó a su capacidad máxima en el Servicio de Emergencias.

Así lo dio a conocer el doctor Mario Ruiz, gerente médico de la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS) durante una conferencia de prensa.

"En estos momentos, me acaban de informar del Hospital de Heredia que ellos ya no pueden atender más pacientes en el Servicio de Emergencias COVID", dijo el médico mientras se refería a la cantidad de pacientes hospitalizados. 

Los únicos enfermos que pueden ser atendidos son los que requieren el nivel más bajo de oxigenación.

Hasta las 7 a. m. de este miércoles, 1.057 personas estaban internadas, 384 de ellas en Unidades de Cuidados Intensivos, más 65 que están esperando un traslado y una cama.

Con estos datos, es la primera vez en la historia de Costa Rica que la institución tiene tantos pacientes adultos ingresados por la misma enfermedad. 

"Así de complicada está la situación a nivel nacional y se va a poner más complicado. Cada vez se van a ir acumulando más pacientes o cada vez van a fallecer más personas", añadió el doctor Ruiz. 

​Por su parte, el Hospital de Pérez Zeledón también comunicó, esta mañana, que ya no tiene capacidad de recibir más pacientes críticos por la enfermedad. 

En este centro médico ya hay personas esperando una cama más compleja. 

"Esto se resuelve con las actitudes personales, cuídense mucho, no salgan, no se expongan, no es el momento para salir, solamente si hay que trabajar, estamos en una situación critica", insistió el gerente médico.

La institución confirmó, este miércoles, que 65 personas se encuentran en "lista de espera" para ser trasladados a diferentes hospitales públicos.