Última Hora

Trámites, condiciones climáticas y hasta el volcán Turrialba retrasaron la incorporación del helicóptero que el Servicio de Vigilancia Aérea perdió por un accidente en Talamanca en mayo del 2015.

En la actualidad la aeronave está en un 50% de las horas que debe cumplir como prueba para posteriormente ser entregada.

El helicóptero tenía que ser entregado a finales de noviembre para que regresara a servicio en diciembre pero temas burocráticos, climáticos e incluso la ceniza del Turrialba afectó el periodo de pruebas.

El contratista solicitó una prórroga que avaló proveeduría del Ministerio de Seguridad y el MD-500E volverá a manos de vigilancia aérea a mediados de febrero.

La nave es una realidad gracias a un nuevo fuselaje y componentes recuperados fueron sometidos a un riguroso proceso de restauración como el panel de instrumentos, el sistema eléctrico, controles de vuelo y el motor de 450 caballos de fuerza.

Hablamos de componentes que fueron ensamblados por mano de obra costarricense durante 3 meses.

Para recuperar el helicóptero fue necesaria una inversión que ronda los 700 mil dólares.

Un helicóptero MD-500E como el que se recuperó tiene un costo cercano en el mercado a los 2 millones de dólares.

Este fue reparado utilizando la póliza del seguro, una donación de los Estados Unidos y recursos del Estado.