Última Hora

El Ministerio de Hacienda insistirá a los diputados sobre la imposibilidad de reducir el impuesto a la propiedad de los vehículos para así bajar el costo del marchamo 2021.

Al igual que hizo días atrás la Contraloría General de la República, la autoridad tributaria señaló este martes la imposibilidad de reducir la recaudación sin incluir nuevas fuentes de ingreso, pues los dineros de esos rubros ya están comprometidos.

“Tal y como lo ha reiterado el Ministerio de Hacienda, cuando se proponen iniciativas de este tipo, que impliquen reducción de ingresos, es necesario contar con nuevas fuentes de financiamiento que cubran ese faltante.

“Sin embargo, este proyecto se limita reducir la recaudación del impuesto a la propiedad de vehículos en forma generalizada, ocasionando una erosión de los ingresos tributarios, sobre todo por la situación económica y fiscal por la que atraviesa el país”, aseguró la viceministra de Ingresos, Alejandra Hernández.

Según los cálculos de Hacienda, el monto esperado este año por el cobro de ese impuesto asciende a los ₡169 mil millones.

“Estos ingresos están comprometidos, específicamente el 50% se utiliza para cubrir el programa “Atención de la Infraestructura Vial”, cuyo propósito fundamental es construir, rehabilitar, ampliar y conservar la red vial nacional a través del CONAVI, y el 50% restante se utiliza para atender otros programas de vital importancia para la ejecución de la política pública”, añadió Hernández.

Este criterio, que será remitido a la Asamblea Legislativa en los próximos días, responde a las propuestas legislativas que han surgido para la reducción del marchamo en vista de las restricciones vehiculares que ha traído la pandemia del COVID-19 y que han limitado el libre tránsito desde hace ya varios meses.

Las dos propuestas que ya se presentaron en la Asamblea (aunque otras más se discuten) surgieron ambas de Liberación Nacional.

Una de Franggi Nicolás, quien propone una rebaja de 20% en ese impuesto a la propiedad de todos los vehículos del país, y otra de David Gourzong: propone recortar ese mismo rubro en 25%, pero solo a aquellos propietarios que demuestren una afectación por la pandemia.

Esta selección, por ejemplo, sería automática para los beneficiarios del bono Proteger.

Las dos propuestas no establecen ninguna fuente de compensación, que es precisamente el problema que han señalado la Contraloría y Hacienda.