Última Hora

Un grupo de 20 oficiales de la Fuerza Pública se niega a trabajar este miércoles hasta que se les hagan pruebas de COVID-19.

Los policías de la delegación de La Uruca dicen que dos de sus compañeros dieron positivo y, hasta el momento, las autoridades sanitarias no han tomado acciones con el resto del personal.

Sin embargo, el director de la Fuerza Pública, Daniel Calderón, aseguró que se trata de una recomendación de los médicos de empresa debido a los casos positivos entre los funcionarios.

“Anoche se abordó esa situación con los médicos nuestros y se tomó la decisión de que ese personal que tenía servicio anoche y el que recibía hoy no saliera a servicio hasta que los médicos nuestros no hagan una valoración de cada uno de los casos para determinar si es necesario aplicar más pruebas e incluso enviar otros funcionarios a aislamiento”, comentó Calderón.

Posterior a la valoración de los funcionarios, la Fuerza Pública aseguró que se hará nuevamente una desinfección total de la delegación.

Las autoridades están tomando las medidas necesarias para que el hecho no afecte en el servicio policial que se brinda en esa zona.