Última Hora

Los gritos de auxilio de una mujer fueron la señal que aceleró captura del supuesto violador en fuga en Sarapiquí. 

Pasadas las 11:00 p. m., los agentes del Organismo de Investigación Judicial (OIJ) llegaron a una vivienda donde se creía que estaba Alfonso Castro Núñez. Durante unos segundos ellos le solicitaron que saliera por medios propios, pero no lo consiguieron. 

De pronto escucharon gritos de ayuda de una de las personas dentro de la casa, por lo que procedieron a entrar a la fuerza.

“En cierto momento escuchamos una voz de auxilio de una de las personas que se encontraba dentro de la vivienda, por lo que de inmediato personal del OIJ ingresó, ubicando al sujeto dentro de la vivienda amenazando aparentemente con un arma blanca a una de las femeninas”, manifestó Nilsen Pérez, jefe de investigación del OIJ de Heredia. 


Castro Núñez fue llevado al Hospital de Guápiles para una rápida valoración y posteriormente trasladado a celdas judiciales en San José. 

Al hombre ahora, además de los siete casos de supuesta violación a los que se le vincula, se le suman tres causas por robo agravado, una por evasión y otra por violación de domicilio. 

La detención se dio en el sector de Horquetas de Sarapiquí, sitio donde fue buscado desde hace 19 días. 

“A pesar de que se hicieron múltiples ingresos a diferentes sitios de la comunidad, se nos dificultó la labor porque el sujeto se escondía en diferentes lugares donde posiblemente le daban alimentación y demás situaciones que generaron al OIJ que se complicara la pronta detención del sujeto”, explicó Pérez. 

El sujeto ahora será ubicado el centro penal que defina el Ministerio de Justicia.