Última Hora

El Gobierno de Costa Rica, en conjunto con el sector privado, trabaja en una posible solución para agilizar el flujo comercial por el país y descongestionar las zonas fronterizas, repletas de transportistas.   ​

“Las gestiones avanzan a pasos acelerados y desde ayer trabajamos en una posible solución que busque balancear la atención sanitaria y lograr también que el flujo comercial se pueda dar con mayor facilidad en nuestro país y región”, dijo la ministra de Comercio Exterior, Dyalá Jiménez.

Jiménez señaló, este miércoles en conferencia de prensa, que “muy pronto se darán más noticias al detalle de las gestiones que se están haciendo”.

Desde el viernes anterior, los transportistas que tienen como destino Costa Rica solo pueden ingresar si la prueba de COVID-19 da resultado negativo, mientras que aquellos con destino a otros países deben movilizarse bajo custodia policial.

El Consejo de Ministros de Integración Económica Centroamericana (Comieco) le pidió al país levantar las medidas, pero el Gobierno indicó que mantendrá las restricciones sanitarias de ingreso en sus fronteras para salvaguardar la salud pública.

Reacciones

El Colegio de Médicos y Cirujanos de Costa Rica pidió al Gobierno de la República, este miércoles, no aflojar las medidas sanitarias en los puestos fronterizos. El doctor Luis Carlos Pastor, presidente de la Junta Directiva, asegura que las autoridades no deben ceder a las presiones centroamericanas. 

"No es momento de bajar la guardia y poner en riesgo los resultados alcanzados hasta este momento, por lo que hacemos un llamado para que los acuerdos que se alcancen en materia de ingreso de transportistas de carga al país, no debiliten los controles sanitarios que ha señalado el Ministerio de Salud”, dijo Pastor.