Última Hora

El Gobierno analiza la posibilidad cambiar las reglas en las pólizas de viaje que deberán adquirir los turistas extranjeros que quieran visitar Costa Rica a partir de este 1° de agosto, con la reapertura de fronteras aéreas.

La valoración se hace luego de que las empresas del sector turismo se quejaran de los altos costos de este seguro. También se oponen a que sea ofrecido exclusivamente por el Instituto Nacional de Seguros (INS).

Ante estos señalamientos, el presidente Carlos Alvarado confirmó que podrían realizar cambios y que en eso trabajarán el Ministerio de Economía, Industria y Comercio, y el Ministerio de Turismo.

“La instrucción ha sido girada a la posibilidad de que otros seguros internacionales, que pareciera ya cubren esa disposición, puedan ser conspirados. Eso está en estudio ahora”, recalcó el mandatario. 

Además, Alvarado aseguró que el primer vuelo que llegará al país, el próximo lunes 3 de agosto procedente de Madrid, servirá de base para analizar los protocolos y realizar ajustes.

Actualmente, cualquier turista extranjero procedente de Canadá, Europa y el Reino Unido, que quiera visitar Costa Rica, debe adquirir un seguro que cubra gastos de atención médica y hospedaje en caso de desarrollar o contraer el COVID-19 durante su visita.

Esta póliza solo puede ser adquirida al llegar al país con el Instituto Nacional de Seguros (INS), por un monto que va de los $275 a los $964.

Tanto el presidente de la Cámara de Turismo, Rubén Acón, como el presidente de la Cámara de Hoteles, Javier Pacheco, aseguran que los montos son altos y que esto desincentiva al turista.

Los empresarios piden al Gobierno buscar alternativas que permitan reducir los costos de esta póliza, como abrir la posibilidad de que otras aseguradoras la ofrezcan, adecuar los montos de algunas de las coberturas e incluso crear pólizas corporativas para que no sea necesario que cada viajero adquiera un seguro de manera individual.