Última Hora

El presidente de la República, Carlos Alvarado Quesada, no descartó la creación de nuevos impuestos por el golpe económico que ha ocasionado la pandemia de COVID-19 pero dijo que se tomarán otras medidas antes de optar por este camino.

Entre estas medidas está un recorte histórico al gasto público que será propuesto mañana.

Ese fue parte del mensaje dado este domingo por la noche por el mandatario en cadena nacional.

No se descartan impuestos

“Buscaremos al máximo evitar nuevos impuestos o mayores cargas, sobre todo para la gente más humilde”, aseguró el mandatario este domingo.

El Gobierno insiste en que sería una de las últimas opciones y, según el plan económico, no ocurriría este año. Si llegara ese escenario en 2021 o 2022, buscarían reducir el impacto para los más pobres.

“Si la situación causada por la pandemia nos obligase a avanzar en esa dirección, se haría repartiendo cargas entre los grupos que tienen mayor riqueza, desde una visión solidaria y procurando, a la vez, no afectar el aparato productivo”, dijo Alvarado en cadena nacional.

En su mensaje de 10 minutos, reconoció que este momento es “tanto o más difícil que el que nos llevó a adoptar el plan fiscal” y, por lo tanto, se necesitan acciones “fuertes y valientes”.

Recorte histórico

Alvarado enumeró las medidas que tomará su administración, a partir de mañana, con el fin de mitigar la “pandemia económica”. La mayoría de las propuestas requiere el visto bueno de la Asamblea Legislativa.

Este lunes 13 de julio, el ministro de Hacienda, Elian Villegas, presentará al Congreso iniciativas para reducir el gasto público en unos 355 millones de colones (1% del Producto Interno Bruto). El presidente no detalló en qué consisten los proyectos, pero garantizó que no afectarán los programas sociales y las inversiones.

“Esta acción es indispensable para cuidar a nuestro país, por eso, porque son indispensables, solicito a respetuosamente a las señoras y los señores diputados el estudio y la pronta aprobación de esas propuestas para reducir el gasto, incluyendo el presupuesto extraordinario”, agregó.

El jerarca también pidió el apoyo legislativo para los créditos internacionales que permitirían sustituir deuda cara por deuda barata.

Próximos años

Alvarado recordó a los costarricenses que la pandemia no terminará en los próximos meses. Este panorama obliga a pensar en una “ruta” para los próximos años. La propuesta también involucra a los diputados.

“En la Asamblea Legislativa ya está un crédito por 504 millones de dólares con el Fondo Monetario Internacional. Una vez aprobado este crédito, lo que debería de pasar este mes de julio, se abrirá la negociación con el FMI para contar con un acuerdo financiero, conocido como “Stand By Arrangement SBA”, explicó.

Las condiciones de ese acuerdo aún no están definidas; pero el mandatario se comprometió a realizar una negociación transparente.

“Debe ser un acuerdo cuya aprobación legislativa sea viable y para esto dialogaré con los jefes y jefas de fracción”, manifestó.

“No tomaremos acciones que perjudiquen a la gente más pobre”, concluyó el presidente de la República.