Última Hora

El Gobierno de la República anunció, la mañana de este viernes, que destinará ₡33.000 millones de la colaboración del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) y la Agencia Francesa de Desarrollo (AFD) para pagar a la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS).

El aporte sería, originalmente, para atender la emergencia nacional por COVID-19. Ahora, el Gobierno propone saldar el compromiso adquirido con la institución semanas atrás.

Parte de los recursos se destinarían a atender disminución que se aplicó en la Base Mínima Contributiva (BMC) de las personas trabajadoras, en los seguros de salud y pensiones, por la situación sanitaria actial, según indicó Casa Presidencial.

El crédito otorgado por BID-AFD por $380 millones fue presentado al legislativo. Sin embargo, los jefes de fracción condicionaron su apoyo: no lo aprobarán si una parte no se destina a la seguridad social.

Los legisladores, durante sus intervenciones recientes, exigen el pago de una deuda que alcanza según el propio Gobierno, los ₡1.5 billones pero que ellos aseguran es mayor.

El Gobierno también indicó que se establecieron mesas de trabajo para atender distintas medidas con el objetivo de buscar soluciones de sostenibilidad financiera.

Mesa 1: Precisar la proyección del costo total de atención COVID por parte de la CCSS.

Mesa 2: Presentación del Poder Ejecutivo de una contrapropuesta de apoyo de liquidez y ruta de análisis sobre base mínima contributiva.

Mesa 3: Análisis de legalidad de cobro al Ministerio de Educación Pública y monto correspondiente.

Mesa 4: Coordinación y generación de una propuesta de aseguramiento diferenciado para personas del sector informal.

Carlos Alvarado, Presidente de la República, tendrá una segunda reunión de trabajo con la Junta Directiva de la CCSS la próxima semana.