Última Hora

El Instituto de Desarrollo Rural (Inder) anunció este martes la creación de un fondo de al menos ₡5.000 millones para indemnizar a familias no indígenas que viven en estos territorios autóctonos.

La decisión la anunció esta tarde el presidente ejecutivo del Inder, Harys Regidor, como parte del plan para el reordenamiento de los pueblos indígenas que impulsa desde 2017 y pocas horas después de que fuera asesinado a balazos el líder indígena Yehry Rivera Rivera en Potrero Grande de Buenos Aires de Térraba.​

“En torno a los acontecimientos no solo de anoche sino desde un análisis que se ha hecho del plan, hemos tomado algunas decisiones para acelerar y promover resultados más eficientes”, dijo Regidor luego del Consejo de Gobierno.

El fondo, creado mediante un fideicomiso, tendrá un plazo de cinco años y se creó con una base de ₡500 millones utilizados exclusivamente para el pago de indemnizaciones a familias que viven actualmente en territorios indígenas.

La reserva se alimentará a partir de los ingresos no tributarios que recibe anualmente el Inder, actualmente en el orden de entre los ₡1.500 millones y ₡1.900 millones.

“Los primeros dos años el fondo sumará el 805 de los ingresos no tributarios y en los años tres, cuatro y cinco el 50%. Prevemos que a la vuelta de cinco años tendremos la posibilidad de llegar a un mínimo de ₡5.000 millones para atender de manera específica los procesos administrativos que implican las indemnizaciones”, dijo el jerarca.

La idea del Inder es que este fondo permita impulsar de una vez por todas la recuperación de esos territorios que hace rato se discute a nivel de Gobierno.

El jerarca aseguró que además se está reforzando el material humano en la zona para acelerar la recolección de datos y análisis, así como el impulso de un plan de acompañamiento de las familias no indígenas en la zona para “minimizar la tensión” que implica el proceso de reubicación.

Suspendidas

Giselle Cruz, ministra de Educación, aseguró por su parte que el ministerio tomó la decisión de suspender las clases durante cuatro días en nueve centros educativos de Térraba.

Con la decisión se verán afectados unos 400.000 estudiantes de siete escuelas y dos colegios.

“En concordancia y respetuosos del subsistema indígena y las normas internacionales, este espacio también tiene que ver con la forma en que abordan los pueblos indígenas su cosmovisión, sus formas de vida y su respeto a las tradiciones ancestrales, así como por seguridad de nuestros estudiantes, hemos tomado la decisión de suspender las clases en esos centros lectivos desde hoy y hasta el próximo viernes”, dijo Cruz.

Michael Soto, ministro de Seguridad Pública, aseguró que a nivel del crimen la investigación está en manos del OIJ, pero que de manera extraoficial se dice que el asesinato ocurrió luego de que Rivera tuviera un altercado en vía pública con otro hombre al cual habría herido con un machete en sus extremidades.

El hermano del herido, al parecer, volvió luego al lugar con un arma nueve milímetros y disparó en al menos cinco oportunidades contra Rivera, quien falleció en el lugar.

De momento todo apunta a que el crimen no tendría ninguna relación con la histórica disputa de tierras en la zona.