Última Hora

El Instituto Costarricense de Ferrocarriles (Incofer) confirmó, este lunes, que el Poder Ejecutivo retrasó la discusión del proyecto de préstamo para el tren eléctrico metropolitano para no obstruir la labor legislativa durante la pandemia. 

Según Elizabeth Briceño, presidenta de la institución, "en este momento hay que concentrarse en lo relativo a la atención del COVID-19 y en cómo sacar adelante el país en temas muy importantes que requieren la atención priorizada por parte de la Asamblea Legislativa".

Además de la emergencia, Briceño considera importante "buscar una agenda de consenso para trabajar conjuntamente con todas las fracciones legislativas" antes de que la iniciativa siga su trámite.

"Por eso, se considera conveniente, desde el Ejecutivo, que el proyecto del tren eléctrico no entre en discusión en este momento, sino que espere a futuras convocatorias para avanzar en las acciones inmediatas ante la pandemia", aseguró la jerarca de Incofer. 

El 4 de mayo anterior, el presidente de la República, Carlos Alvarado, envió al Congreso el proyecto para financiar la construcción del tren eléctrico de pasajeros en la Gran Área Metropolitana (GAM). 

El préstamo de hasta $550 millones con el Banco Centroamericano de Integración Económica (BCIE) requiere el visto bueno de los diputados, quienes tienen serias dudas al respecto. El expediente no fue convocado para las sesiones extraordinarias que terminarán el próximo 31 de agosto. 

"Sabemos que contamos con muchísimo apoyo, pero tenemos todavía que despejar algunas dudas para poder continuar", agregó la presidenta del instituto.

"Me parece muy oportuno que el Poder Ejecutivo priorice, que entienda que el proyecto del tren debe trabajarse muchísimo y que así tal cual no tendría apoyo", dijo Pablo Abarca, diputado del Partido Unidad Social Cristiana (PUSC).

El legislador señaló dudas técnicas que ya han comunicado a las autoridades.

Proyecto

El Tren Eléctrico de Pasajeros es un moderno proyecto de transporte, que utilizará el mismo derecho de vía del Incofer. 

Su trayecto conectará las provincias de Cartago, San José, Heredia y Alajuela. 

La propuesta abarca una longitud superior a los 84 kilómetros, con 46 estaciones a lo largo del recorrido.

"Está compuesto por cinco líneas: las líneas 1 (Paraíso-Atlántico), 2 (Atlántico-Alajuela) y 3 (Atlántico-Ciruelas) operarán de forma independiente, mientras que las líneas 4 (Alajuela-Ciruelas) y 5 (Ciruelas-El Coyol) se plantean como extensiones de las líneas 2 y 3 respectivamente", explicó el Gobierno en mayo.  

Las estimaciones indican que el servicio de transporte beneficiaría a 200.000 usuarios por día, un total de 50 millones de pasajeros anualmente. 

El servicio, una vez inaugurado, se brindaría durante 18 horas al día, los siete días de la semana. El tiempo de espera entre cada viaje, en horas pico, sería de cinco minutos. 

La inversión total en este proyecto, prioritario para la administración Alvarado Quesada, será de $1.550 millones.