Última Hora

El poder contar con cinco variantes para lo que resta de este 2020 es visto de buena manera por los involucrados en el fútbol nacional. Desde jugadores y hasta miembros de los cuerpos técnicos consideran positiva la medida.

Los principales actores, los futbolistas, ven positiva la idea y consideran positiva la rotación dentro de sus respectivos equipos durante los juegos.

Con respecto a la preparación física, el tema se vuelve trascendental, debido a que el parón complica que los jugadores se presenten en la mejor forma física. 

Manuel Víquez, preparador físico del Club Sport Herediano señaló que la FIFA implementó una medida óptima que busca cuidar las condiciones de los futbolistas.

“Por todo el desfase físico que existe a nivel mundial por lo de la pandemia, ese cambio de más me parece una buena medida. Hay mayor probabilidad que exista un alto riesgo de lesión para salvaguardar la condición del jugador”, indicó Víquez.

Desde la parte dirigencial los elogios no se hicieron esperar. El gerente de Jicaral, Martín Arriola, coincide con Víquez en que es sano tener el quinto cambio, incluso el uruguayo alaba la forma como se debe cumplir con la variante.

“Yo la veo bien, da espacio a intentar tener el ritmo futbolístico y con esa modificación que se puede hacer solo en tres tiempos el partido no se vería tan cortado y daría a los entrenadores más posibilidades de hacer variantes”, señaló Arriola.

Finalmente, quienes velan por el cumplimiento de las reglas también tienen su criterio.

El réferi nacional, Henry Bejarano señaló que, “si FIFA lo está aceptando es por algo, hay instructores por todo el mundo. Es un sistema físico que es bueno y así los equipos van a tener más materia humana. A nosotros no nos afecta en nada, lo importante es que los equipos se sientan bien”, finalizó.

Esta medida debe ser rectificada por las autoridades locales del fútbol nacional antes de poder aplicarse.