Última Hora

El impacto del COVID-19 en el país, pasa una cara factura a la rentabilidad de los fondos de pensiones. El régimen obligatorio perdió 32.481 millones de colones en abril, y casi 55 mil personas dejaron de cotizar para este sistema.

No hay un sector de la economía que escape.

Los fondos de pensiones han perdido cotizantes, ingresos y rendimientos o intereses.

Un reportaje del diario La Nación publicado en las últimas horas informó que el régimen obligatorio de pensiones o ROP perdió casi 55 mil cotizantes.

Se trata de personas que perdieron el trabajo temporal o definitivamente.

El ROP pasó de 1.139.247 cotizantes en marzo, a 1.084.260 en abril.

El saldo de recursos administrados perdió en abril 32.481 millones de colones y los rendimientos o intereses que ganan estos fondos cayeron entre 1 punto y 6,5 puntos porcentuales en las 6 operadoras de pensiones.

Recuperar esto va ser difícil y afecta a todos los trabajadores formales, quienes están afiliados a las operadoras de pensiones en el régimen complementario.

Por otra parte, la Superintendencia de Pensiones suspendió la posibilidad de cambiarse de operadora de pensiones en estos días.