Última Hora

La Fiscalía Adjunta de Género recibió una denuncia contra el expresidente Óscar Arias por un supuesto delito de violación.

La denunciante es una activista, médico de profesión e hija de una exdiputada del Partido Liberación Nacional.

Los hechos habrían ocurrido el primero de diciembre de 2014, en la casa del expresidente Óscar Arias en Rohrmoser.

Según el relato de la mujer, en ese entonces tenía 30 años y dirigía una organización en pro del desarme nuclear.

Ella se reunió con el exmandatario para pedir su apoyo a la causa y al finalizar el encuentro habrían ocurrido los hechos, contó la supuesta víctima a Semanario Universidad, medio que publica este martes en un reportaje la denuncia.

"Abrí el fólder, le expliqué, y ya cuando terminamos yo me levanté dándole la espalda. Entonces, él me agarró por detrás y me tocó los senos. Yo le dije que no y que él estaba casado. Ese fue mi no. Fue lo único que se me ocurrió decirle.

"No me acuerdo bien qué me respondió él, pero me siguió tocando, me metió los dedos en la vagina y me tocó toda y me besó", cita la publicación.

El Ministerio Público, a través de su oficina de prensa confirmó a Telenoticias que el lunes se recibió la denuncia.

En el correo electrónico afirma lo siguiente:

"(...) La Fiscalía Adjunta de Género confirmó que ayer recibió una denuncia en contra de una persona de apellido Arias, por un presunto delito sexual. A la denuncia se le dará el trámite correspondiente.

“Por ser un caso en investigación, y además tratarse de un presunto delito sexual, no podrá revelarse más información, en apego al artículo 295 del código procesal penal, sobre la privacidad de las actuaciones”, explica.

El expresidente envió esta mañana un comunicado de prensa en el que rechaza las acusaciones y asegura que se defenderá en los tribunales.

“Con respecto a las informaciones publicadas el día de hoy, debo decir que rechazo categóricamente las acusaciones que se me hacen. Nunca he actuado irrespetando la voluntad de ninguna mujer, menos aún tratándose de su libertad de relacionarse con otra persona.

“En mi vida pública he impulsado la igualdad de género, pues considero que es un medio indispensable para lograr una sociedad más justa y equitativa para todas las personas.  Siendo que, según se informa, existe una denuncia formulada en mi contra, ejerceré mi defensa ante los Tribunales de Justicia y no realizaré más comentarios públicos sobre este tema”, aseguró.

Según la publicación periodística de Semanario, la supuesta víctima contó a sus padres, novio y primas de lo sucedido.

Incluso acudió al colega Martin Hinrichs de la campaña internacional para abolir las armas nucleares (ICAN) y a la diputada de ese momento Natalia Díaz, quien la apoyaba en su causa del desarme para pedirle ayuda.

El reportaje de Semanario también señala que la denunciante no tiene interés en presentar reclamo de compensación económica.

Según el artículo 156 del Código Penal, el delito de violación se castiga con pena de prisión de 10 a 16 años, a quien se haga acceder o tenga acceso carnal por vía oral, anal o vaginal, con una persona de uno u otro sexo, en casos cuando se aproveche de la vulnerabilidad de la víctima o esta se encuentre incapacitada para resistir o cuando se use la violencia corporal o intimidación.

La misma pena se impondrá si la acción consiste en introducirle a la víctima uno o varios dedos, objetos o animales, por la vía vaginal o anal, o en obligarla a que se los introduzca ella misma.