Última Hora

El Ministerio Público procedió este jueves a realizar la apertura de la prueba documental secuestrada tras el allanamiento a Casa Presidencial en relación con el caso Unidad Presidencial de Análisis de Datos (UPAD).

La apertura de la evidencia se hizo en presencia de todas las partes involucradas en el proceso penal que se sigue, entre otras, contra el presidente Carlos Alvarado.

Este es un acto procesal que se realiza en todos los casos en los que se ha secuestrado información.

Rodolfo Brenes y Róger Guevara, abogados del mandatario, aseguraron no tener ninguna objeción en que el hecho se investigue, pero nuevamente levantaron la voz por lo que aseguran ha sido un irrespeto al debido proceso.

“Es importante subrayar que la diligencia de apertura de prueba realizada el día de hoy, así como la que se desarrolló en enero, son muestra inequívoca de que la Fiscalía General cometió un error al realizar la apertura de la prueba que contenía los correos electrónicos del Presidente de la República y de todos los investigados.


“Eso se hizo el pasado 26 de agosto del 2020, sin informarle a la Sala Tercera, sin notificar a las partes, sin control ni presencia de ningún abogado y, curiosamente, un día antes de que se realizaría una audiencia ante la Sala Tercera para discutir la legalidad de esa misma prueba. Francamente, no comprendemos por qué motivo algunos elementos de prueba se abren en presencia de las partes y otros no”, dijeron en un comunicado conjunto los abogados.

Los representantes legales añadieron que están a la espera de que se les convoque a una vista oral en la Sala Tercera para discutir cuál será el procedimiento de análisis de la documentación electrónica extraída de teléfonos, celulares y computadoras del mandatario y otros miembros de la fallida unidad.