Última Hora

Las prácticas sexuales potenciadas con el consumo de diversas drogas ganan popularidad en todo el mundo y Costa Rica no es la excepción. 

Las autoridades investigan lugares clandestinos que las promueven.

En países europeos se le conoce como “Chemsex”. Así definen las fiestas donde hay sexo intencional bajo la influencia de drogas.

Las mezclas de sustancias ilícitas tienen un solo fin: hacer que las prácticas sexuales tarden horas o días con múltiples parejas.

Estas fiestas son por lo general homosexuales pero también participan heterosexuales.

La Fuerza Pública investiga algunos sitios capitalinos donde se presume organizan este tipo de actividades.

El llamado de las autoridades va dirigido principalmente a los padres de familias pues este tipo de modas son muy populares entre los adolescentes.

Según los especialistas, a parte del riesgo propio del consumo de drogas, este tipo de fiesta eleva el riesgo contraer enfermedades de trasmisión sexual.