Última Hora

Los fieles católicos celebran el “Miércoles de Ceniza” bajo estrictos protocolos sanitarios para evitar el contagio de COVID-19.​ Esta celebración marca el inicio de la Cuaresma.

En una celebración "normal", el padre aplica la ceniza en forma de una cruz en la frente de las personas. Sin embargo, este año no es así: las cenizas se colocan en la cabeza de los fieles.

El Arzobispo de San José, José Rafael Quirós, explicó que la Iglesia Católica de todo el mundo utiliza ese método, ahora adoptado en Costa Rica.

Repase la información completa en el video adjunto.