Última Hora

Una familia espera desde hace casi 12 años que se haga justicia por la muerte de un maquinista que murió sepultado por un terraplén en Cartago.

Don Ángel Vega falleció en 2005 luego de que un terraplén le cayera encima en el tajo Los Araya.

En su momento era empleado de una empresa subcontratada para realizar las labores de limpieza pero tras el accidente ni su patrono ni las empresas dueñas del tajo se hicieron responsables por la muerte del operario.

A pesar de que la familia tramitó la demanda contra las empresas en los tribunales de Cartago la causa aún no ha sido tramitada.

Los abogados aseguran que tienen toda la prueba documental sobre decisiones imprudentes que provocaron la muerte del maquinista.

Pese a los esfuerzos de la familia para demostrar que a don Ángel lo expusieron a trabajar en zonas de alto riesgo pasan los años y parece que a nadie le importa.

Telenoticias intentó comunicarse con las tres empresas involucradas en el caso pero no fue posible concretar las entrevistas.