Última Hora

Una familia de China Kichá, en Pérez Zeledón, pide a las autoridades que desalojen a los indígenas de su finca o que los indemnicen para abandonar su propiedad.

Seis meses transcurrieron desde que inició el conflicto por la recuperación de tierras en la zona y las autoridades siguen sin solucionar la disputa.

Esta finca ha sido uno de los puntos álgidos del conflicto. Pues la familia alega ser dueña legítima de la propiedad, mientras que los indígenas reclaman la posesión de la tierra.

La semana anterior un grupo de indígenas ingresó a la casa de Miguel Vargas, uno de los pobladores de la zona.

Una comitiva del Gobierno llegó en al menos dos ocasiones al lugar, pero según denuncia esta familia, llega con promesas que luego no cumplen.

En esta vivienda solo se encuentra don Miguel, pues el resto de su familia tuvo que abandonar la propiedad ante la amenaza de los recuperadores indígenas.

Por su parte la coordinadora de Lucha Sur Sur-CLSS, que representa al pueblo cabécar de China Kichá denunció por medio de las redes sociales una supuesta actitud engañosa, represiva y de mala fe por parte del Estado.