Última Hora

La falta de materia prima para la fabricación de alimentos tiene alarmados a los criadores de animales, quienes denuncian que hay un desabastecimiento en el país.

A través de las redes sociales de Teletica.com, varias personas afirman que muchas fábricas de concentrados han cerrado sus puertas y otras limitaron sus ventas.

“Desde hace tres semanas, muchas empresas como la fábrica de concentrados El Oso, entre otras, limitaron la venta dejando a los compradores sin insumos y a muchos vendedores y distribuidores sin el producto de venta. Lo que es peor, muchos animales en diferentes partes del país están sin el alimento”, dijo una de las afectadas de apellido Vargas.

Inversiones Oso S.A. informó, desde principios de setiembre, a través de sus redes sociales, que debido a un atraso en los embarques de maíz estarían vendiendo alimento limitado hasta nuevo aviso.

Pollos de cría, cerdos, vacas lecheras, gallinas ponedoras y otras aves son los animales más afectados.

"Esta situación se viene dando desde hace muchos meses porque empezaron a reducir sus ventas hasta llegar a este punto. Lo que no hay es, especialmente, maíz y es preocupante tanto para la alimentación de los animales como para el trabajo de las personas que dependen de esto”, agregó Vargas.

Teletica.com entrevistó a German Rojas Hidalgo, director del Servicio Nacional de Salud Animal (Senasa), quien confirmó que el desabastecimiento se debe a que, a finales de agosto, el huracán Ida afectó las terminales graneleras de Nueva Orleans, Estados Unidos.

“Estas terminales son las principales distribuidoras de productos, como granos, para la fabricación de alimentos de Estados Unidos hacia Costa Rica. Esto provocó que no se pudieran cargar barcos que ya casi estaban listos para enviar productos como maíz y frijol de soya, fundamentales para la fabricación de alimentos para animales”, señaló Rojas.

El atraso en la salida de los barcos está provocando el desabastecimiento de granos básico para animales.

A través del Gobierno y la empresa privada, el Senasa buscó una solución en un proceso donde, además, participaron el Instituto Costarricense de Puertos del Pacífico (INCOP), el Servicio Fitosanitario del Estado y aduanas: lograron recibir dos barcos con maíz y se está a la espera de otros más con el mismo producto, pero de soya.

“La carga es lenta porque hay otros países que también están pidiendo producto y esto ha provocado una disminución muy considerable en las materias primas que tienen las empresas para la producción de alimentos. Esto podría solucionarse en unas dos o tres semanas más, pero por suerte el problema se ha ido minimizando un poco porque ya ha llegado maíz de Nueva Orleans y Brasil”, comentó German Rojas de Senasa.

La situación más compleja sucede con la harina de soya, pero se espera que en los próximos días esté ingresando el primer barco a puerto nacional.

“Esperamos que no nos provoque una afectación seria en la alimentación animal, ya que las empresas hacen un gran esfuerzo acompañado por el Gobierno para solucionar este problema”, agregó Rojas.

Youtube Teletica