Última Hora

Este sábado se registró la primera muerte por COVID-19 de una persona que se encontraba privada de libertad.

La información fue confirmada por el Ministerio de Justicia y Paz.

El ahora fallecido, era un hombre de 67 años que se mantenía internado en el Hospital de Alajuela desde el pasado 6 de agosto, donde cursaba la enfermedad de manera estable.

El privado de libertad provenía de uno de los centros del Complejo Occidente, en San Rafael de Alajuela.

Según detalló el Ministerio de Justicia, el hombre permaneció aislado por sospechas de contagio desde el 25 de julio, y un día después se confirmó el diagnóstico positivo por Covid-19.

También se confirmó que el caso de este hombre fue analizado en abril por el Instituto Nacional de Criminología, quien determinó que carecía de las condiciones externas para mantenerse en un ambiente Semi-institucional.

Hasta el momento, el sistema penitenciario mantiene 165 casos activos de COVID-19 entre funcionarios y privados de libertad.