Última Hora

Los expertos recomiendan seguir consumiendo pescado del Golfo de Nicoya, pues no representa ningún peligro para la salud.

Según los expertos, la aparición de miles de ejemplares muertos, es algo temporal y focalizado.

En los recorridos de los biólogos se evidenció que el 95% de los peces han sido arrastrados por las mareas, disminuyendo el mal olor percibido en la zona.

Varias instituciones darán seguimiento a la situación presentada el pasado miércoles, en Abangaritos, Manzanillo de Puntarenas.

Expertos del Servicio Nacional de Salud Animal (Senasa) continuarán las investigaciones para determinar las posibles causas del evento que, entre otras, podrían relacionarse con el florecimiento de algas, cambios bruscos de temperatura, la salinidad o la falta de oxígeno.