Última Hora

El estudio lo realizó el sismólogo Esteban Chaves del Observatorio Vulcanológico y Sismológico de Costa Rica (Ovsicori) de la Universidad Nacional (UNA).

Se trata de un registro sísmico del distanciamiento social que se ha incrementado en las últimas tres semanas.

En términos sencillos lo que hizo el experto fue analizar el impacto que ha tenido en el suelo de la ciudad de Heredia, el hecho que la mayoría de las personas estén en la casa.

La no circulación de vehículos y personas y la escasa actividad productiva, provocó que en un mes disminuyera la deformación del suelo en esa ciudad.

El científico aclara que este impacto es apenas comparable con el desplazamiento del suelo generado por un sismo de magnitud muy baja.

No obstante, ilustra el efecto de la actividad humana en el suelo.

Según Chaves, en otros países como Francia, Suiza o Bélgica han hecho estudios como este, con resultados similares a los encontrados en Heredia.