Última Hora

Un estudio científico entre vulcanólogos de Italia y Costa Rica reveló que los volcanes Irazú y Turrialba están conectados internamente.

La investigación, que fue publicada el pasado 12 de julio por la revista científica Earth Planet and Space, contó con la participación de Dmitri Rouwet del Instituto Nacional de Geofísica y Vulcanología de Italia y de los vulcanólogos costarricenses Gino González, Raúl Mora y Carlos Ramírez.

El Turrialba y el Irazú están a más de 3.000 metros sobre el nivel del mar, se encuentran a 10 kilómetros de distancia y lo que ocurra en uno tiene efecto en el otro.   

Según la investigación, la actividad eruptiva del volcán Turrialba, iniciada el 5 de enero de 2010, afectó el sistema hidrogeológico de ambos volcanes.

El macizo turrialbeño se alimentó del acuífero superficial (lago) del Irazú durante las erupciones y desgasificación que presentó a partir de 2010, lo que provocó que la laguna de este desapareciera por varios meses, pero cuando la actividad cesó la laguna se volvió a formar.

“Las erupciones y la intensa desgasificación del Volcán Turrialba expulsó grandes cantidades de agua y parte de esos fluidos, se obtuvieron del acuífero superficial del volcán Irazú que alimenta el lago del cráter principal”, señala la investigación.

Gino González, fundador de la ONG Volcanes sin Fronteras, indicó que la conexión de estos volcanes no necesariamente representa un mayor peligro, sino más bien revela la complejidad de los sistemas volcánicos y que poco a poco los científicos van descifrando.

“En Costa Rica siempre se ha dicho que estos volcanes son gemelos, pero ¿por qué? Ahora podemos probar científicamente esta creencia popular. gracias al análisis químico de isótopos en las nacientes de ríos también se ha podido concluir que el volcán Turrialba crea un efecto de ‘sombra lluviosa’ sobre el volcán Irazú, porque funciona como una enorme sombrilla que absorbe más cantidad de lluvia pesada proveniente del mar Caribe”, dijo González.

Youtube Teletica