Última Hora

Luego de un proceso de negociación dirigido por el propio presidente Carlos Alvarado se logró un acuerdo sobre los temas de fondo que tratará la esa multisectorial de diálogo del Gobierno.

La propuesta inicial del Ejecutivo desató una serie de críticas sobre la falta de atención que según las organizaciones le estaban prestando a la solicitud de atender la problemática social de la mano con la económica y fiscal.

Diferentes representantes de las 59 entidades representadas en esta segunda mesa de trabajo expresaron su enojo porque el Gobierno insistió en su agenda pese a los dos días de negociación previa, dejando por fuera temas como combate a la pobreza o desigualdad social.

Con los ánimos caldeados Alvarado tomó el micrófono e invitó a los presentes a hacer un ejercicio de consenso y desmenuzó, una por una, cada una de las temáticas y desestimó el cronograma original.

Así, la discusión de la próxima semana se concentrará ahora en siete ejes: Reactivación económica, empleo decente y combate a la pobreza; propuestas fiscales de alto consenso; evasión, elusión y eficiencia de la gestión tributaria; gestión de la deuda pública; activos del Estado; eficiencia, inversión y gasto público y finalmente ingresos y exoneraciones.

El próximo viernes, en una sesión virtual, cada organización deberá presentar sus observaciones sobre la agenda temática y además sobre el calendario previsto, que contempla nueve sesiones iniciando el próximo jueves 5 de noviembre.

La idea es que se sesione jueves, viernes y sábado sobre la agenda prevista y luego, en los cuatro días restantes, se discutan y afinen las propuestas.

Otro punto importante es que los acuerdos se deberán tomar por consenso, lo que significa que cada decisión que se tome deberá estar avalada por todo el plenario que conforma la mesa.

Víctor Umaña, uno de los dos facilitadores, explicó que incluso en posiciones donde no exista ese acuerdo no se recurrirá a la votación.  

“Lo que va a pasar cuando haya propuestas con diferentes posiciones es que se van a buscar los espacios para llegar a esa convergencia y eso implica mucho, mucho diálogo, incluso diálogos informales, pero seguimos pensando que el consenso es la forma de tomar las decisiones”, dijo.

La propuesta en discusión extenderá en un día la fecha máxima de la mesa, que ahora terminará el sábado 21 de noviembre.

La agenda, cronograma y metodología todavía pueden ser modificadas luego de que los representantes de los diferentes sectores lo discutan con sus bases.