Última Hora

El Ministerio de Educación Pública (MEP) se alista para el regreso paulatino a clases presenciales a partir del próximo 8 de febrero. 

Esta medida viene a reactivar al sector de transportistas, seriamente afectado por la virtualidad. 

Los dueños de busetas estudiantiles deberán seguir un protocolo sanitario contra el COVID-19 antes, durante y después de los traslados.

Entre las normas, destacan:

  • Se deben capacitar a los conductores sobre los protocolos básicos como lavado de manos, forma de estornudar y no tocarse la cara.​
  • El conductor debe proveer a los estudiantes alcohol en gel antes de ingresar al vehículo. 
  • Es obligatorio el uso de mascarilla desde que se hace la fila para ingresar al vehículo, a excepción de pequeños de menos de tres años. 
  • Se puede viajar con capacidad plena, pero sin nadie de pie.
  • No se puede comer en el vehículo. 
  • No se permite cambiar de asiento. 
  • No se pueden compartir dispositivos ni juguetes entre los estudiantes. 
  • A la hora de salir, se debe hacer una fila que respeta la distancia mínima de metro 80 entre cada estudiante. 
  • Los vehículos se deben limpiar, tal cual lo señala el Ministerio de Salud, antes y después de cada jornada.

Estos protocolos se pueden consultar en la página www.mep.go.cr.