Última Hora

El mundo celebra este jueves el día del síndrome de Down, quienes viven con esta condición demuestran que los prejuicios alrededor de esta discapacidad son absurdos.

Silvia Vindas, asistente administrativa, es un ejemplo de ello.

Silvia trabaja para la empresa 3M desde hace unos 15 días y su felicidad por entrar a esta compañía es palpable. 

Este 21 de marzo ella y cientos de miles de personas alrededor del mundo, levantan la mano para demostrar que el síndrome de Down es una condición que no demerita sus habilidades.

Silvia se desplaza todos los días en bus desde su casa en San Pablo de Heredia hasta su trabajo en Belén. Nada es excusa para llegar temprano a dar lo mejor de sí durante su jornada.

Según cuentan en 3M, al contrario de lo que muchos creen, son ellos quienes están aprendiendo de Silvia.

La sonrisa de Silvia, y de las personas con síndrome de Down, brillan cada día más en cualquier ámbito que se desarrollen.

Vea más detalles en el video adjunto a esta nota.