Última Hora
 

Lo que parece algo accidental puede ser en realidad un engaño para robarle a usted la información de su tarjeta de crédito.

La clonación de tarjetas es la segunda forma de estafa que más dolores de cabeza le da a las autoridades luego del timo telefónico.

Los grupos criminales utilizan herramientas como carátulas plásticas que ubican en cajeros automáticos para robar la información de la tarjeta con un ‘skimer’ y una diminuta cámara con la cual roban el pin.

Luego esa información la trasladan a tarjetas en blanco para concretar el robo de su dinero

Es por eso que antes de realizar una transacción en un cajero automático revise que no haya situaciones sospechosos que delaten que este fue alterado y su información corre peligro.

Además recuerde la vigencia de aquel consejo que indica que nunca debe perder de vista su tarjeta en un local comercial o hacer transacciones con ella en sitios que no son seguros en la web.