Última Hora

Este lunes el ministro de la Presidencia, Marcelo Prieto, se reunió con el arzobispo de San José, monseñor José Rafael Quirós.

El arzobispo, quien es el máximo representantes de la Iglesia Católica, había recibido horas antes una carta que le entregaron los representantes del Movimiento Rescate Nacional, Célimo Guido y José Miguel Corrales, para que se la entregara al ministro. 

La carta es un documento de 14 condiciones para sentarse a negociar.

Entre ellas, la número 10, solicita que el gobierno descarte por completo una negociación con el Fondo Monetario Internacional (FMI) en esta administración, la número 11 es que no se venda ningún activo del estado, la 12, que no haya procesos penales para los manifestantes, la 13 que el dialogo empiece hasta el miércoles a las 10 de la mañana y que haya un representante de la iglesia como garante.

Mientras esto ocurre los bloqueos continúan.

En otras condiciones la carta pide que las negociaciones no sean en la Casa Presidencial, si no en un lugar neutral, que haya una sola mesa de negociación y que haya presencia de la prensa.

Así las cosas, por el momento no se sabe cuándo arrancará el diálogo y los bloqueos continúan.

Estas son las 14 condiciones que piden los representantes del Movimiento para sentarse a negociar con el Gobierno:

- Que se instale una mesa bilateral entre el Gobierno de la República y le Movimiento Rescate Nacional.

- Que sea una mesa única, no mesas temáticas.

- Que se realice un campo neutral, no en Casa Presidencial, facilitado por la Iglesia Católica.

- Tiene que abrir la mesa el presidente de la República.

- Debe ser en horas diurnas, no nocturnas.

- Los acuerdos a los que se llegue deben ser conocidos por las bases del movimiento para su aprobación.

- Debe cesar el desalojo violento de los puntos de manifestación.

- Por no ser necesario en este momento y existen otras alternativas, que se descarte un convenio con el FMI en la presente administración.

- No se debe contemplar la venta de activos ni más impuestos indirectos.

- Que no haya procesamientos penales ni sanciones disciplinarias o administrativas para los manifestantes del Movimiento.

- Dadas las circunstancias y gravedad de la situación del país, pedimos que la mesa de negociación se instale el miércoles 7 de octubre a las 10:00 a. m.

- Que un representante de la Iglesia Católica participe en calidad de garante y vigilante en la ejecución de los acuerdos en la negociación.

- El movimiento en los puntos de encuentro ciudadano se levantará hasta que se firmen los acuerdos de la negociación.

- El Poder Ejecutivo facilite la colaboración de los demás poderes de la República para la construcción y ejecución de los acuerdos. Para tal efecto, el presidente de la República invite a los presidentes de los supremos poderes.