Última Hora

"Es el peor momento para tener un accidente de tránsito, un infarto o un caso severo de COVID-19": así de contundente fue el presidente de la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS) para referirse a la escasez de camas que enfrenta la institución. 

Román Macaya reconoció que el país atraviesa "una situación de altísimo riesgo de no poder atender a todos los pacientes que requieren de cuidados críticos, sea por COVID-19 o patologías no COVID-19".

Un 90% de los espacios en Unidades de Cuidados Intensivos para pacientes críticos estaban ocupados a las 7 a. m. Por su parte, la "UCI Severa" tenía una ocupación del 97%. 

Aunque la CCSS habilitó 25 camas adicionales en la nueva torre del Hospital México, las autoridades advierten que no serán suficientes, ya que "las camas COVID-19 compiten con las de otras patologías", según Mario Ruiz, gerente médico. 

Esas patologías son infartos, derrames, accidentes de tránsito y otras emergencias que requieren cuidados intensivos. 

"La capacidad institucional de una atención óptima llegó a su límite, todo lo que siga de aquí en adelante no es la atención ideal para los pacientes", agregó Ruiz.

Según el jerarca, si hay un paciente crítico y no tienen camas disponibles, será ubicado en un espacio para "severos"; pero si tampoco hay campo ahí, tendrá que ser en camas "moderadas", "leves" o hasta en una camilla de hospital.

"El criterio clínico prevalecerá", concluyó el gerente médico.

Otras alternativas

La CCSS no descarta solicitar la colaboración del sector privado, aunque es una alternativa que aún está en análisis.

"Hay discusiones encaminadas sobre los aspectos jurídicos y legales para poder aprovechar esa infraestructura de camas en el sector privado, cuál es el mejor mecanismo, cómo se indemniza a las empresas o los hospitales privados por el uso de esas camas", dijo el presidente de la institución.

Según Macaya, esas camas "podrían estar, más bien, recibiendo a pacientes no COVID para que se libere la presión dentro de la Caja".

Sobre la posibilidad de utilizar hoteles como hospitales, el jerarca dijo que es preferible buscar soluciones dentro de los mismos centros médicos. De igual forma, aunque existiera más capacidad, no existe el recurso humano suficiente para la atención.