Última Hora

Se estima que para el año 2050 van a morir más personas por infecciones que no se pueden tratar que por cáncer.

La resistencia a los antibióticos es hoy una de las mayores amenazas para las personas según la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Atender pacientes con neumonía, tuberculosis, o gonorrea se vuelve cada vez más difícil.

Es importante el trabajo preventivo, por esto las farmacéuticas trabajan en el desarrollo de nuevas vacunas.

La resistencia a los antibióticos prolonga las estancias hospitalarias, incrementa los costos médicos y aumenta la mortalidad.