Última Hora

El Sindicato Nacional de Enfermería (SINAE) denuncia que en el Centro Especializado de Atención de Pacientes con COVID-19 (CEACO) los funcionarios de salud deben usar botas de tela en vez de gorros, esto a raíz de la escasez de equipo de protección.

"A mí me corresponde vigilar que los compañeros se pongan bien el equipo para poder ingresar a cada cubículo y atender de la mejor manera a los pacientes. No siempre hay las cosas que se necesitan. Es triste ver a veces como se ponen botas de tela en la cabeza en lugar de gorras, porque no hay. En este mes prácticamente no hubo gorro, entonces usaron botas y por más que las solicitamos no se pudieron conseguir", comentó una enfermera del CEACO.

Además, SINAE denunció que se están restringiendo los guantes, un insumo fundamental para el manejo séptico. 


"También vi muchos compañeros que al utilizar la mascarilla les hizo daño en la nariz y se les hicieron burbujitas de pus y es fuerte ver eso. Pero aún así la queja era mínima, y ellos entraban y se cuidaban su nariz, pero siempre quedan marcados y lastimados por mascarillas inadecuadas, a veces si traen mascarillas buenas y de viaje se ve la diferencia. Muchos compañeros han tenido que traer lentes propios de afuera porque los que hay tienen el elástico dañado y les talla mal", señaló la profesional, quien pidió proteger su imagen por temor a represalias.

Ante dichas denuncias, Teletica.com consultó la posición de la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS).

"En relación con el uso de botas como gorros, ante la escasez, la realidad es que esto cumple la tarea de cubrir la cabeza, aunque no es estético pues se logra el objetivo. Hay que tener en cuenta que el COVID-19 se transmite a través de ojos y mucosas, no a través de la piel, por lo que aún con partes expuestas no hay penetración con esta vía. Entonces realmente las capacidades de estos dispositivos cumplen el objetivo y no hay ningún riesgo los pacientes", aseguró el director de CENARE, doctor Roberto Aguilar Tassara

El doctor Aguilar también se refirió al supuesto faltante de guantes.

"No hemos tenido reporte de que haya escasez o de que haya una disminución de uso exponiendo a los funcionarios. Nuestra prioridad desde el inicio ha sido que los funcionarios tengan su equipo de protección personal y que estén bien protegidos y que cumplan con todos los protocolos para que no haya contagio", concluyó.