Última Hora

La emergencia nacional por el Covid-19 obliga a que todos los sectores tomen las medidas necesarias para evitar una mayor propagación del virus. El sector construcción no es la excepción, máxime porque deben seguir trabajando para salvaguardar el empleo.​

​Ante esta situación, la Cámara Costarricense de la Construcción (CCC) ha preparado protocolos y guías para orientar a las empresas sobre cómo actuar ante esta situación.​ ​ 

“Desde la CCC estamos trabajando para orientar a nuestros asociados en este momento de emergencia nacional, porque debemos velar por la seguridad y la salud de nuestros colaboradores y sus familias, dando continuidad a nuestra labor, en procura de proteger el empleo, que garantiza sustento para familias muy vulnerables”, manifestó Esteban Acón, Presidente de la CCC.

La cámara puso a disposición de las empresas constructoras el documento “Emergencia Nacional: Protocolo de atención ante el COVID-19, con recomendaciones para sus asociados”, el cual está disponible en la dirección www.construccion.co.cr y propone cuatro fases de actuación: prevención, sospecha, confirmación y reintegro de trabajadores.

Entre las medidas se contempla el nombramiento de un coordinador, en cada centro de trabajo, que verifique todo lo relacionado a las buenas prácticas laborales, así como difundir información de las medidas de higiene en la empresa.

Se sugiere además adoptar medidas específicas para evitar aglomeraciones, entre ellas:

-Organizar los tiempos de alimentación, hidratación y descanso por cuadrillas o sectores en diferentes horarios.

-Modificar los horarios de trabajo para evitar la concentración de colaboradores en sitios de aseo, siempre atendiendo las posibilidades de la empresa.

-Limitar las visitas a la obra.

-Restringir la circulación de personas en oficinas, salas de reunión y de administración.

Adicionalmente se recomienda:

-Limpieza de baños tres veces al día.

-Al devolver o solicitar herramientas en bodega se deben limpiar los instrumentos o maquinaria.

-El equipo de protección es de uso personal, no se pueden compartir cascos, chalecos, lentes de seguridad, zapatos de seguridad, mascarillas, caretas de soldadura, tapones u orejeras, arnés de seguridad, entre otros.

-Evitar al máximo la rotación de personal entre distintas cuadrillas.

La CCC le recomienda a los colaboradores que en caso de presentar síntomas o haber estado expuestos a personas con el virus, no asistan a trabajar y consulten con el centro de salud más cercano.

Es importante destacar que la empresa puede adoptar cuantas acciones considere oportunas con el fin de vigilar el estado de salud de sus colaboradores.

La Cámara Costarricense de la Construcción reitera la importancia de acatar las medidas que han dictado las autoridades sanitarias, en procura de lograr la reactivación de la economía y evitar el colapso de los centros de salud.